Es un producto de máxima calidad obtenido mediante las técnicas más respetuosas con el medio ambiente.
No se utilizan sustancias químicas de síntesis, como pesticidas y fertilizantes, con el objetivo de obtener alimentos naturales, sabrosos, saludables y con todas sus propiedades nutritivas.
Su producción está regulada por una normativa europea, que establece las exigencias de producción y elaboración de los alimentos, así como los requisitos para la inspección, la certificación y el etiquetaje. El resultado es que los alimentos ecológicos están sometidos a unos controles muy estrictos, realizados por entidades de certificación autorizadas.
Para identificar un alimento ecológico sólo hay que recordar que los términos ECOLÓGICO, ECO, BIOLÓGICO, BIO y ORGÁNICO están reservados en exclusiva a los alimentos obtenidos aplicando este sistema de producción. En la etiqueta de estos alimentos debe aparecer el nombre o el código de la entidad que certifica la autenticidad del producto.

 

Para conseguir los productos agroalimentarios ecológicos se utilizan varias técnicas:

Aportar buen abono orgánico a la tierra.
Utilizar variedades de plantas y razas animales adaptadas a las condiciones locales.
Implantar la rotación de cultivos.
Mantener franjas de vegetación silvestre.
Basar la buena salud de los cultivos en prácticas preventivas.
Utilizar productos y técnicas de elaboración y conservación que preserven la calidad de los
productos.
Utilizar sistemas de trabajo y gestión que permitan conocer el origen, destino y movimiento de todos los elementos que intervienen en el proceso productivo.

 

 

Y lo que no se utiliza:
No se permite el uso de organismos modificados genéticamente o sus derivados.
No se permite el uso de pesticidas, medicamentos y aditivos alimentarios de síntesis.
No se permiten procesos que perjudiquen el medio ambiente, la salud humana, la salud y el
bienestar de los animales y la salud de las plantas, así como la calidad final de los productos.

 

 



 

 

1.   Porqué están riquísimos.
Los productos ecológicos crecen a su ritmo natural. Esto condiciona positivamente la calidad del sabor, del olor y de la textura.

2.   Porqué son saludables y nutritivos.
Gracias a las técnicas de producción ecológica, los alimentos obtenidos suelen tener una alta concentración en vitaminas, minerales y ácidos grasos poliinsaturados.

3.   Porque son seguros.
Los alimentos ecológicos cumplen estrictamente todas las normas de seguridad alimentaria y son inspeccionados constantemente.

4.   Porque respetan el medio ambiente.
La producción agraria ecológica preserva el medio ambiente de diversas maneras. Contribuye a mitigar el cambio climático, mejorar la eficiencia energética de los sistemas agrarios, favorecer la biodiversidad y reducir la acumulación de contaminantes en el medio ambiente.

5.   Porque han estado producidos sin pesticidas y abonos químicos de síntesis.
Así se evita que se liberen estas sustancias al medio ambiente y se contribuye de manera decisiva a la ausencia de residuos en los alimentos de consumo humano.

6.   Porque no utilizan organismos modificados genéticamente.
Las normas de la producción ecológica prohíben explícitamente el cultivo i el uso de organismos modificados genéticamente, ya sea para la alimentación animal o la humana.

7.   Porque el uso de aditivos está muy restringido.
Durante el proceso de transformación y elaboración de productos alimentarios ecológicos solo se pueden usar un nombre muy reducido de aditivos, los indispensables para asegurar que no se altera la calidad final del producto.

8.   Porque están regulados estrictamente por normativas europeas y controlados

por organismos debidamente acreditados.

Los productos agroalimentarios ecológicos son de calidad certificada, ya que deben cumplir, además de las normas generales, unas normas específicas para este tipo de productos. Todas las empresas que participan en el proceso de producción, elaboración y comercialización están sometidas a estrictos controles periódicos realizados por entidades de certificación acreditadas debidamente.